Muere después de estar tres días seguidos jugando por internet

17, septiembre, 2007

Otro caso más de adicción extrema y no es el primero, ni será el último, pero lo curioso es que sea de la misma nacionalidad que el caso que ya comenté de hace unos meses: Muere tras una sesión maratoniana de juegos en Internet.

En este caso que lo he leído en EL MUNDO, es un joven chino de 30 años ha fallecido en la ciudad sureña de Cantón después de tres días seguidos jugando por internet en un cibercafé, según ha informado este lunes el diario Beijing News.

El suceso ocurrió durante el fin de semana, cuando el hombre se desplomó ante el ordenador al que llevaba tres días conectado sin interrupción y falleció antes de llegar al hospital.

Según fuentes médicas, la causa de la muerte fue posiblemente una afección cardíaca provocada por las largas horas ante la computadora.

La adicción a internet, sobre todo entre los jóvenes, se ha convertido en una de las grandes preocupaciones del Gobierno del país, segundo del mundo, sólo por detrás de EEUU, en número de internautas, con 163 millones.

Entre las medidas adoptadas para frenar el problema, Pekín ha prohibido la apertura de nuevos cibercafés este año y ha creado varios centros de “desintoxicación” para adictos a la red, y con unas terapias muy curiosas: Unas cuantas descargas eléctricas como terapia.


Internet, una adicción en potencia

5, septiembre, 2007

Enrique Gallud Jardiel escribe en20MINUTOS, que siempre han existido adicciones psicológicas (al juego, al sexo, al trabajo, a las compras…). A principios de los ochenta se escribió mucho sobre la adicción a la televisión. Paralelamente, hoy se estudia la adicción al móvil y a los videojuegos. Pero con la popularización de la informática nos enfrentamos a una modalidad adictiva más peligrosa: Internet.

Cuidado con…

  • Las páginas web.- Lo más común. Buscamos páginas de nuestro interés y su alto número hace imposible verlas todas. Cuanto más navegamos, más webs descubrimos que exigen nuestra atención. En ellas conseguimos apoyo social o satisfacción sexual, creamos personalidades ficticias o sacamos a la luz aspectos ocultos o reprimidos de nuestro carácter y tenemos sensaciones falsas de poder.
  • El correo electrónico.- Mucha gente es adicta sin ser consciente de ello. Ha dejado de ser una herramienta de comunicación para convertirse en un instrumento para manejar nuestras agendas y contactos. Además, nos sentimos bien si recibimos correos: creemos que la gente nos quiere si nos escribe.
  • El ‘blog’.- Comprobamos demasiadas veces cuánta gente ha entrado en nuestra página, analizamos todo lo que nos sucede, lo que vemos o leemos por si es material aprovechable para un post, apreciamos más a nuestros lectores que a nuestros amigos y envidiamos a los que tienen más lectores, comentarios o escriben mejor que nosotros.
  • El chat.- Adaptamos nuestros horarios a los de nuestros interlocutores, nos enredamos en conversaciones banales mientras nos engañamos pensando que estamos teniendo una vida social plena y, cuando no chateamos, tenemos la sensación de que nos estamos perdiendo algo. Además, el carácter temático de la mayoría de los chats (fútbol, sexo, etc.) contribuye a alienarnos más y a distanciarnos de otras realidades.

La solución, en la propia red

Ya existen algunos centros médicos especializados en el tratamiento de las adicciones psicológicas. En Internet se pueden encontrar programas para su solución, que aconsejan cambiar la rutina y los horarios de conexión a Internet, emplear interruptores externos que obliguen a dejar la conexión, fijar metas para reducir el tiempo, hacer un inventario de las cosas que se han dejado de hacer debido a la patología, entrar en un grupo de apoyo o hacer terapia familiar y modificar nuestro estilo de vida.


Pareja en EE.UU. culpables de abandonar a sus hijos por videojuegos

18, julio, 2007

En MOUSE comentan una noticia que me ha llamado mucho la atención, por ser un acto extremo, se trata de una pareja de Reno (Nevada, EE.UU.) que se ha declarado culpable de negligencia y maltrato hacia sus dos hijos por estar enganchados a los videojuegos.

Según reveló el periódico Reno Gazette Journal, Michael e Iana Straw, de 25 y 23 años respectivamente, eran adictos a Dungeons and Dragons, al que dedicaban todo su tiempo mientras descuidaban a sus dos hijos (de 11 meses y 2 años), quienes estuvieron a punto de morir de hambre y enfermedad.

El pasado viernes la pareja se declaró culpable de los cargos de negligencia hacia sus hijos y ambos se enfrentan a una posible pena de doce años de cárcel.

Al parecer los vecinos de la pareja denunciaron a la policía que había un niño en el apartamento que no paraba de llorar. La policía envió a un par de trabajadores sociales que tras investigar el caso se llevó a los menores al hospital, donde fueron diagnosticados de malnutrición grave, casi al borde la muerte.

La niña, de 11 meses, pesaba tan sólo cuatro kilos y medio y sufría de una infección en la boca, sequedad de la piel y una grave deshidratación. Los médicos tuvieron que afeitarle la cabeza cuando llegó al hospital porque su pelo estaba enmarañado con orín de gato. Su hermano, de 2 años, estaba desnutrido, padecía de una infección genital y tenía problemas para andar normalmente, lo que los médicos han atribuido a su falta de alimentación. Los trabajadores sociales encontraron a los hermanos vestidos simplemente con pañales en una casa llena de basura, pero con suficiente comida para haberlos alimentado. Dejaron de atender a sus hijos por estar demasiados ocupados con los videojuegos.

El padre de los niños, estaba desempleado, pero recibió una herencia de 50.000 dólares que se gastó en comprar equipamiento informático y una televisión de plasma con la que el matrimonio jugaba todo el tiempo. “En lugar de cuidar y alimentar a sus hijos compraron equipamiento informático“, añadió Viloria en declaraciones a la prensa local.

Los niños se encuentran en el hospital, donde mejoran y ganan peso poco a poco. El suceso ocurre un mes después de que la Asociación Médica Americana (AMA) publicó un informe en el que recomienda que se considere la adicción a los videojuegos como un desorden mental y advierte de que aún tienen que estudiarse en profundidad sus efectos. Hecho que dimos cuenta en los posts: ¿Adicto a los videojuegos? y La Asociación Médica Americana evalúa la adicción a los videojuegos


Los que juegan a videojuegos leen un 30% menos

3, julio, 2007

Según he leído en 20MINUTOS, los chicos que juegan a videojuegos en días de colegio pasan un 30% menos de tiempo leyendo y las chicas pasan un 34% menos haciendo los deberes con respecto a los compañeros que no usan los dispositivos, según un estudio estadounidense.

No obstante, según el estudio, los videojuegos no parecen interferir significativamente con el tiempo que se pasa con los amigos y la familia.

Los jugadores pasaron menos tiempo leyendo y haciendo deberes. Pero no pasaron menos tiempo interactuando con parientes y amigos, ni tampoco restaron tiempo a la práctica de deportes u otras actividades activas de ocio“, dijo Hope Cummings de la Universidad de Michigan, cuyo estudio aparece en los Archivos de Pediatría y Medicina Adolescente.

El estudio llega en un momento en el que médicos estadounidenses están expresando su preocupación sobre los efectos a largo plazo de los videojuegos.

Estudios anteriores han establecido una relación entre las dificultades de atención y los pobres resultados académicos con una exposición prolongada a los videojuegos, aunque los últimos estudios apuntan a que no pueden ser considerados como adictivos.


¿Adicto a los videojuegos?

25, junio, 2007

Según he leído en EL PAÍS, la Asociación Médica Americana (AMA), se replantea la consideración formal de la adicción a los juegos como un desorden mental

Poco más de una semana ha estado sobre la mesa el informe que proponía considerar la adicción a los videojuegos como una de las patologías incluidas en el Manual de Desórdenes Mentales. El documento iba a ser discutido en la reunión anual de esta organización, pero investigadores y expertos en adicciones señalan que la inclusión en la lista de enfermedades sería algo prematura, pues nada indica que exista una patología psicológica similar al que se produce con el abuso del alcohol y otras sustancias.

Esto no quiere decir que los médicos y psicólogos consideren que pasarse la vida pegado a una pantalla sea algo bueno, toda actividad no realizada en su justa medida puede tener efectos negativos. Pero por ahora, clasificar a los jugones excesivos como enfermos mentales sigue siendo algo a lo que se niegan los expertos.

La inclusión en el manual médico sobre patologías tendrá que esperar pues hasta 2012, pues la lista de enfermedades se revisa sólo cada cinco años. Si entonces sí se decide sumar este comportamiento se abriría por ejemplo la puerta para la cobertura de las aseguradoras.


Las patologías a causa de internet

21, junio, 2007

En el diario EL MUNDO, comenta con cierto sentido del humor sobre las patologías que nos vienen gracias a internet.

Varios internautas delante de sus pantallas. (Foto: REUTERS)

Ilustración vista en elmundo.es (Foto: REUTERS)

Bienvenidos, una vez más, a la adicción a Internet, un fenómeno tan amplio que no se puede reducir al genérico, sino que hay que categorizar. No hay una ‘adicción a Internet’, sino diferentes tipos de patologías menores. Lore Sjöberg, en Wired, ya ha comenzado a describirlas con gran sentido del humor:

  • Hay, por ejemplo, un trastorno narcisista típico de los blogueros. Los que lo sufren denigran la opinión de los demás y dicen que no importa. Del mismo modo, creen que la suya es la única importante y que todo el mundo debe conocerla. También están los que entran en la espiral de revisar sus favoritos constantemente.
  • ¿Y qué me dicen del Síndrome de culpabilidad del correo electrónico? Podemos ignorar a alguien que viene a la puerta de casa a pedirnos ayuda o apoyo político, pero si lo hacen por correo electrónico, es mucho más difícil resistirse. A otros les da por utilizar un servicio o página web sólo porque está de moda y lo hacen -y defienden- cuando ya todo el mundo se ha cansado de él.
  • Mis favoritos, sin duda, son los que entran en foros de Internet y creen que tienen la obligación de discutir con todo el mundo hasta ganar el debate. Es el Síndrome de discusión pugilística’, algo que puede provocar grandes dolores de cabeza. También están, claro, quienes no saben distinguir la vida real de los juegos virtuales.
  • Se me ocurren muchos más trastornos ficticios -pero no tanto- de este tipo. Por ejemplo, hay quien tiene la necesidad de mostrar su vida en público, otro tipo de narcisismo bloguero. Otros son incapaces de escribir correctamente y necesitan utilizar abreviaturas típicas de los SMS. También hay adictos al correo electrónico o a la ‘Internet basura’.
  • Lo que no me queda claro es si los ‘trolls’ son también adictos o simplemente se aburren.

¿Se les ocurre alguna patología más?


La Asociación Médica Americana evalúa la adicción a los videojuegos

18, junio, 2007

En el diario EL MUNDO nos cuentan que la Asociación Médica Americana (AMA) debatirá, a finales de mes, si el entretenimiento virtual puede dar lugar a un problema psiquiátrico. Y, por tanto, si debe incluirse en el manual que recoge los distintos desórdenes mentales (DSM, sus siglas en inglés).Tal y como explica ‘The Wall Street Journal’, el Consejo de Ciencia y Salud Pública de la AMA ha elaborado un documento que “sugiere que la adicción podría estar presente en aquellos en los que un tiempo excesivo frente a la pantalla conlleve una disfunción o aislamiento social“.

En este sentido, las diez páginas elaboradas por la AMA señalan que “el trastorno del DSM-IV que muestra unos comportamientos más similares a los observados tras el abuso de los videojuegos es la ludopatía“.

Según publica el diario estadounidense, este tipo de adicción suele detectarse más entre las personas que juegan a través de Internet, conectadas con otros participantes.

¿Con el ‘mono’ de jugar?

La AMA también valora la posibilidad de que algunos jugadores lleguen a sufrir síndrome de abstinencia, como en cualquier otra clase de adicción. “Algunos usuarios excesivos no muestran ansiedad por los juegos si no disponen de ellos. Otros, insisten en que no pueden reducir el tiempo que pasan jugando“, comentan los especialistas.

La votación de la AMA, a favor o en contra de incluir el abuso de los videojuegos en el DSM, deberá ser validada por la Asociación Psiquiátrica Americana, que es la que regula el citado manual.

imagen del juego DFX


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 162 seguidores