Prefieren las tiendas de revelado a la impresora casera

Según he leído en EL PAÍS en un artículo escrito por Fernando García, el gran dilema del fotógrafo aficionado es si imprime en casa o en la tienda, eso tiene una respuesta sencilla: para dos o tres copias, no hace falta salir de casa.

Pero en las tiendas se pueden pasar a papel las fotografías a partir de 18 céntimos de euro si se trata de más de 50 copias. El coste de hacerlo con una impresora doméstica de pequeño formato, no baja de 0,25 euros. A eso hay que añadir el precio de la impresora para fotos que, aunque se pueden encontrar por precios más baratos, las de última generación, con más prestaciones, superan los 160 euros, el coste de casi 900 copias en la tienda.

Aunque la inmediatez es la gran ventaja, el triunfo final de la tienda sobre la impresora casera para la copia en papel es, no obstante ficticio, pues la inmensa mayoría de las imágenes digitales no se imprimen. Hay diversos factores para ello, uno es que la gente ya ha perdido el miedo a colocar sus imágenes en CD, DVDS, en memorias o en el mismo ordenador. Otro motivo es que la mayoría de las fotos no merecen la pena y con enviarlas por correo electrónico al amigo o pariente ya cumplen su función final.

Los que buscan una impresora sólo fotográfica buscan ligereza y sencillez. Los fabricantes satisfacen la demanda prescindiendo del ordenador para obtener la copia. Para imprimir basta con conectar la cámara a la impresora o introducir una tarjeta de memoria en una de las ranuras que incorporan, seleccionar la imagen, el número de copias y apretar un botón. Para mejorar la foto, la impresora incorpora corrector de ojos rojos, recorte de imagen y pequeñas labores de edición sin tener que enchufar el ordenador ni manejar programas para tratar las fotografías. A pesar de la inmediatez y de la facilidad de manejo, en los últimos meses los fabricantes están viendo cómo desciende la venta de las impresoras domésticas de fotografía.

En Europa, las impresoras de fotos han bajado de media sus precios en los últimos 13 meses de 134 a 81 euros.

Las tradicionales impresoras de chorro de tinta se han visto absorbidas por las multifunción, que, además de imprimir, escanean, fotocopian y envían y reciben faxes. Algunos analistas creen que la bajada de precios de las impresoras láser, que emplean tóner como las fotocopiadoras y realizan copias de calidad en poco tiempo, van a cambiar las pautas del mercado. Ahora ya se encuentran a partir de los 200 euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: