La ciencia desmonta el mito de que las mujeres hablan más

Ocho años de investigación, un desarrollo propio de sistema de grabación y 400 participantes han demostrado que el estereotipo, sostenido incluso por neuropsiquiatras, de que las mujeres hablan mucho más que los hombres es falso: ambos emplean alrededor de 16.000 palabras de media cada día.

La noticia, por si no me crees la puedes leer en PERIODISTADIGITAL.

Así lo prueba el primer registro sistemático que se lleva a cabo de conversaciones naturales de cientos de personas en un amplio periodo de tiempo, un estudio que publica la revista científica «Science», y que se ha llevado a cabo a partir de la grabación de las conversaciones de casi 400 estudiantes de la Universidad de Texas, en Austin (Estados Unidos), y de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en Monterrey (México).

500 palabras más

Es cierto, reconocen los autores de la investigación, que las mujeres hablan más: 16.215 palabras de media frente a las 15.669 que emplean los hombres, pero es una diferencia muy alejada de las 20.000 frente a 7.000 que sostienen algunos trabajos citados en esta investigación.

«¿Qué es una diferencia de 500 palabras, comparadas con las 45.000 que separan a las personas más habladoras de las que se expresan menos?», se pregunta en el artículo publicado en «Science» uno de los directores del estudio, el profesor Matthias R. Mehl.

«Diferencias individuales»

Mehl, sin embargo, también apuntó las «grandes diferencias individuales» encontradas durante la investigación. Entre los participantes en el estudio, las tres personas que más hablaban eran hombres, y uno de ellos utilizaba hasta 47.000 palabras cada día. Sin embargo, también resultó ser un varón el más parco en palabras: sólo empleaba unos 500 vocablos al día.

El sistema (EAR) que ha permitido llevar a cabo las grabaciones, y que desarrollaron los propios investigadores años atrás, consistía en unas grabadoras digitales que se activaban automáticamente durante 30 segundos cada 12 minutos y medio, con un micrófono externo y un microchip que transmitía el contenido a un programa específico de ordenador.

Los participantes, jóvenes de entre 17 y 29 años que fueron divididos en seis grupos, fueron «reclutados» en su mayoría en las clases de Psicología, y participaron en la investigación cambio de cantidades de dinero que oscilaban entre los 150 y los 30 dólares.

Ninguno de los voluntarios sabía ni cómo controlar el sistema de grabación ni en qué momento estaban siendo grabados.

Todos llevaron las grabadoras, entre 2 y 10 días, durante 17 horas excepto si hacían deporte o participaban en juegos de palabras como el «jeopardy», y los investigadores les permitieron que borraran, si lo deseaban, las conversaciones más privadas.

Mehl confesó su preocupación acerca de la homogeneidad de la muestra –todos los voluntarios eran estudiantes universitarios– sin embargo, considera que, en ningún caso, el estudio apoya la idea de que las mujeres tienen un léxico más extenso que los hombres.

Los autores del trabajo analizaron la transcripción de todas las conversaciones de los voluntarios, que fueron grabadas entre los años 1998 y 2004, y comprobaron, además, que las personas de ambos sexos utilizan un número parecido de palabras diferentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: