El ladrón del sueño se llama trabajo y tecnología

Mientras más horas se trabaja, menos se duerme. Es la conclusión de una investigación que asegura que, de todas las actividades diarias, las horas en la oficina son las que más afectan el descanso. El estudio fue publicado en la revista especializada Sleep.

Los que duermen menos de cuatro horas y media trabajan, en comparación con quienes descansan más de ocho horas, 93 minutos más de lunes a viernes. Los fines de semana el promedio aumenta a 118 minutos. Eso es lo que puedes leer en BBC MUNDO.

A los 50.000 voluntarios estadounidenses que participaron en el proyecto se les hizo una encuesta en tres ocasiones, en 2003, 2004 y 2005. Se les preguntó qué hacían diariamente entre las 04:00 de la mañana de un día y las 04:00 de la mañana del día siguiente.

Quienes durmieron 11 horas trabajaron, en promedio, 143 minutos menos los días de semana y 71 minutos menos de sábado a domingo. Esto en comparación con aquellas personas que tuvieron un tiempo de descanso promedio, de ocho horas.

La investigación determinó que, después del trabajo, el tiempo que se utiliza para llegar a la oficina es el elemento que más afecta el descanso. Aquellos con menos horas de sueño utilizaron el resto del tiempo estudiando, socializando y haciendo labores en el hogar.

Como curiosidad el grupo de personas que menos descansó tenía entre 45 y 54 años.

Han llegado a la conclusión los especialistas que es necesario realizar estudios más detallados para determinar el impacto que tienen días laborales largos en la salud de las personas.

Jessica Alexander, del Consejo de Sueño, dijo que “estudio tras estudio se confirma que la gente está tratando de abarcar demasiado“. Las personas forman parte de una dinámica con ambientes laborales que demandan largas horas de trabajo y que ofrece oportunidades de distracción las 24 horas del día, los siete días de la semana.

La tecnología no ha hecho nada para darnos más tiempo libre, por lo que la calidad y la cantidad de las horas que empleamos durmiendo suelen llevarse la peor parte“.

Eventualmente -continuó- los gobiernos, las empresas y el gremio médico tendrán que darle al sueño la misma prioridad que le dan al ejercicio y a una dieta balanceada cuando hablan acerca de un mejor estilo de vida… cuidado y más“.

Los expertos coinciden en que lo recomendable para los adultos es dormir entre siete y nueve horas.

• Actualización: En BAQUÍA le llaman el insomnio tecnológico, pues éste no se sufren por el creciente estrés, los hábitos de vida o de los ronquidos del vecino. Ahora resulta que las nuevas tecnologías son las culpables de este hecho. Según una encuesta realizada en el Reino Unido, gran parte de los adolescentes duermen pocas horas al día por pasar demasiado tiempo pegados a sus queridos gadgets. El principal problema es que se los llevan a su habitación, y allí prefieren quitarse alguna hora de sueño antes que dejar sin terminar la fase de su videojuego favorito.

Los juegos, mp3s, la televisión y los chats parecen ser los principales causantes de que la juventud de medio mundo vaya por las mañanas con ojeras y arrastrando los pies. Tan solo el 11% duerme 8 ó 9 horas al día, aparentemente el tiempo ideal para estar totalmente descansado por las mañanas.

Será cuestión de encerrar por la noche en un armario todos los aparatos electrónicos de las casas. Así, la tentación estará bajo llave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: