El ordenador hace peligrar las relaciones de pareja

Eso es lo que cuentan en LAVANGUARDIA, el ordenador hace peligrar las relaciones de pareja, según un estudio realizado en EE.UU. Según una encuesta de Kelton Research, el 65% de los estadounidenses presta a diario mayor atención al ordenador que a seres queridos.

El ordenador se ha convertido en el centro vital de miles de estadounidenses, que dedican más tiempo a navegar por Internet que a sus parejas, lo que hace peligrar cada vez más relaciones sentimentales.

El 65% de los estadounidenses presta a diario mayor atención a la pantalla de su ordenador que a las necesidades de sus seres queridos, según ha revelado una encuesta realizada por la firma Kelton Research.

Este factor comienza a destacar como una importante fuente de riñas familiares y rupturas sentimentales. “Te aleja de los demás sin que te des cuenta. Tiene efectos muy negativos si descuidas los sentimientos de tu pareja. Puede intoxicar una relación”, advirtió en un comunicado el doctor Robi Ludwig, psicoterapeuta de pareja y presentador del programa de TV “Una semana para salvar un matrimonio”. “Los ordenadores se están convirtiendo en un elemento cada vez más persuasivo y sugestivo en nuestras vidas. Nuestra relación con ellos parece que empieza a equipararse en importancia con la que tenemos con nuestros allegados”, añadió.

Lo cierto es que la investigación muestra que el 84 por ciento de los estadounidenses ha desarrollado en los últimos tres años una dependencia cada vez mayor de sus computadoras domésticas. Los expertos apuntan que esta creciente dependencia, unida al sentimiento de frustración que se produce cuando aparecen averías en el ordenador, puede generar en los usuarios un estrés emocional similar al que aparece en las discusiones conyugales, que en muchos casos llegan a desembocar en una demanda de divorcio. Sin duda esta corriente está llevando a la ruptura de miles de familias en todo el mundo, sin importar sus orígines culturales, pues esto afecta por igual a todas las parejas que cuentan con un ordenador con conexión a Internet en su hogar.

De hecho, el estadounidense medio se pasa cerca de doce horas al mes tratando de solucionar los problemas de su equipo informático, y más de la mitad reconoce que su relación con el aparato esta dominada por “la ira, la tristeza y la alienación”. Sin embargo, no todo es negativo en la relación del hombre y el chip: los ordenadores han abierto nuevas posibilidades sentimentales a los más de 90 millones de solteros de EE.UU. gracias a las páginas de citas en Internet.

En el país existen más de 850 sitios de internet dedicados en exclusiva a la búsqueda de pareja, lo que convierte a EEUU “en el mayor mercado del mundo” para ese tipo de relaciones, afirma John LaRosa, director de la compañía Marketdata, en su informe sobre la situación del sector en 2006. Las citas “Online” son un gran negocio en el que más de tres millones de estadounidenses, de toda edad y condición, pagan una cuota mensual para hacer de páginas como Yahoo Personals, Match.com, American Singles o eHarmony su ‘cupidò digital.

Este mercado representa casi 500 millones de dólares al año y ha incrementando su popularidad de manera exponencial desde 2001. “Internet revolucionó este negocio y lo ha hecho más cercano y cómodo para las masas”, asegura LaRosa en su escrito. El proceso ha propiciado una fragmentación del mercado, ya que los grandes sitios pierden cuota respecto a otros enfocados a reunir a personas con afinidades comunes como la religión, la raza, la ideología política, e incluso la preferencia por una u otra mascota.

Paralelamente, existen otras cerca de 100 páginas web gratuitas de encuentros, destinadas a aquellos a los que no les convence la idea de pagar una cuota por conseguir una cita o iniciar una relación romántica. El fenómeno tiene, no obstante, su lado negativo, y tras la explosión sentimental “on-line” de hace unos años, ahora empiezan a aparecer las consecuencias.

Cada vez se airean más casos de clientes insatisfechos con los servicios prestados por estas empresas y de divorcios de parejas unidas por internet, lo que hace que muchos se replanteen su manera de afrontar las relaciones y vuelvan a confiar en el factor humano, es decir, el cara a cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: