¿Donde van los bloggers muertos?

17, septiembre, 2007

A través de MENÉAME me entero de la siguiente noticia que aparece en Orsai, aunque no es actual y puede parecer un poco melancólico, nos hace reflexionar:

Hace unos años (12/May/2005), en Estados Unidos, asesinaron a un blogger. La noticia apareció en la prensa. El muerto se llamaba Simon, y la policía pudo dar con el criminal porque la víctima, antes de morir, nombra a su verdugo en su último post: “El ex novio de mi hermana está aquí, fumando y recorriendo toda la casa; suerte que se irá pronto”, escribía ingenuamente el blogger. Por lo visto tuvo tiempo de darle al botón enviar antes de que su cuñado le partiera la cabeza con un picahielo.

El asesino se llama Jin, y también mató a la hermana del blogger. Los mató a los dos y se fue lo más tranquilo a su casa, a mirar la semifinal de la NBA. Creía no haber dejado huellas, creía haber quitado, limpiado y borrado todos los rastros en la escena del crimen, pero algo se le escapaba: no sabía que Simon lo había mencionado en su blog, a las 5:05 pm, mientras él fumaba y recorría la casa, media hora antes de matarlos. El asesino no sabía que había quedado una huella delatora, una especie de venganza o boomerang, en el texto póstumo de su víctima.

ultimo-post.png

El blog de Simon es una bitácora personal como las hay a millones. Simon tenía diecinueve años, era hijo de un padre chino y una madre americana, le gustaba la informática, el tenis y el estudio de los idiomas. Escribía casi todos los días en su blog; los textos eran cortos y lo leían unos pocos amigos. Su penúltimo post tuvo 10 comentarios. El último, en cambio, el famoso post-mortem, al día de hoy ha alcanzado 4256 mensajes de lectores. La gente ha leído la noticia en la prensa y ha ido a escribirle cosas al muerto. Su bitácora se ha convertido en una especie de velatorio permanente.

Cuando se muere un blogger, se muere también la contraseña de su blog, es decir: muere la posibilidad de modificar el texto, y entonces ese espacio en internet deja de pertenecer a un vivo, para comenzar a ser patrimonio de todos.

Así que por mucho que volvamos al blog de Simon (si has guardado su dirección en los favoritos) te encuentras la página igual. Por que ya no puede escribir.

Todo esto me ha llevado a pensar que un día, dentro de unos treinta o cuarenta años, internet estará lleno de blogs a los que se les habrá muerto el dueño. Bitácoras a la deriva del tiempo, textos inconclusos que acabarán diciendo “mañana les cuento algo que me ha causado mucha gracia”. Y después nada. Después un silencio eterno. Los lectores no sabrán nunca que el blogger ha muerto. Los lectores pensarán que se ha cansado, o que le han cortado la banda ancha, o que ya no quiere escribir. La muerte rondará en silencio, congelando las historias cotidianas, cortando la continuidad del home, confundiendo al caché de Google.

Esta bitácora, sin ir más lejos, esta misma que ahora escribo y ustedes leen, un día de este siglo será la bitácora de un muerto. Es extraño decirlo de este modo, e incluso redactarlo naturalmente, pero es la pura verdad.

Y si seguimos fantaseando con el paso del tiempo, notaremos enseguida otras novedades a las que no prestamos atención, pero que en el futuro serán moneda corriente. Por ejemplo, que los blogs de nuestros hijos tendrán un link a nuestra bitácora, una vez que ya no estemos en este mundo. Y también los blogs de nuestros nietos tendrán, en el menú de la derecha, un apartado en el que dirá: “Ir al blog del abuelo”.

¿Cuántos comentarios acabará teniendo mi último artículo? ¿De qué hablaré ese día que será, sin que lo sepa, la víspera? ¿Será un texto gracioso, como el del lunes, o un poco melancólico como este de hoy? ¿Moriré, acaso, en mitad de la redacción de una historia que nadie podrá leer? ¿Alcanzaré a decir alguna vez exactamente lo que siento, sin disfrazarlo de banalidad?

Se me han cruzado muchísimas preguntas por el estilo mientras leía anoche la noticia del blogger asesinado. Muchísimas preguntas.

Anuncios

Accesorios

3, septiembre, 2007

En TELENDRO nos habla en un artículo sobre el uso de los accesorios en los blogs o páginas web, que no está exento de ironía.

Su definición lo deja bastante claro….
Accesorios: Dícese de aquellos elementos que sobran.

Además de sobrar tienen sus desventajas:

  • Aumentan el peso de las páginas y por tanto el tiempo de descarga.
  • Distraen a tus visitantes.
  • Los visitantes pueden irse a través de los links que incluyen.
  • Compiten con tu publicidad.
  • No suelen ser trigo limpio y pueden perjudicar tu posicionamiento

Los accesorios más comunes:

  • Super Relojes en Flash: Todo el mundo tiene la hora en su ordenador. Además, viste algún reloj en un supermercado?
  • Botones Alexa y Pagerank: Quienes tienen algún interés en esa información, seguro que ya tienen ese dato a la vista.
  • Botones a dospuntoceros: Quienes utilizan esos servicios ya suelen tener sus bookmarklets o widgets para anotar tu página. Añadir un botón a Digg en una página hispana es una tontería y añadir a servicios semi desconocidos no merecen la pena.

En algunos casos se pueden justificar, pero normalmente sobran.

  • Contadores visibles: ¿Para que?, por no hablar del problema de los contadores, a nadie le interesa si te visitaron tantas o cuantas personas en un tiempo siempre indeterminado. Existen muchos servicios que ofrecen estadísticas con contadores ocultos, y normalmente son mejores.
  • Agregadores: Ayudar un poco añadiendo los más habituales no lo veo mal, pero añadir esos pedazos widgets con agregadores tailandeses no viene a cuento. Quien utiliza su agregador normalmente no tiene ningún problema en añadir tu feed sin necesidad de botones.
  • Tops y premios: ¿Te verán con otros ojos por estar el 156 del top de blogs asturianos? . Lo de los cutre-premios parece que pasó a la historia, pero algunos incautos aún pican.
  • Botones ONG, fundaciones, manifiestos: Alguno puntual vale, pero no vas a salvar el mundo por añadir 50 botones.
  • Anillos: Si son temáticos pueden ser interesantes para tus visitantes, pero la mayoría sobran.
  • Enlace al hosting: Que pongas un afiliado pase, pero regalar enlaces como si les debieras algo…
  • Botón Akismet: “Akismet eliminó 4592 comentarios” ¿y?

Estos son solo algunos ejemplos, botones hay de mil tipos, accesorios también: Que si cuantas palabras tiene un post, que si el tiempo que tardarías en leer un post, que si adsense u otro tipo de publicidad cuando tu blog tiene 10 visitas diarias, que si “esta página se ha cargado en 0.973 segundos realizando nada menos que 57 consultas”…

En resumen: Accesorios los justos.


¿Para qué sirve un blog?

3, septiembre, 2007

Esa pregunta la he leído en EL MUNDO (en el blog El Catalejo), y yo también me la he hecho, pues algunas veces tambien pienso… ¿Qué utilidad tiene hacer un blog? Pues consume buena parte de tu tiempo. Te permite hacer pública tu vida o lanzar mensajes a la Red que pueden llegar a mucha gente o a nadie. Se puede, incluso, ganar dinero con ellos (eso dicen). Conocer gente (eso lo certifico). Aportar algo de felicidad a tu vida (es posible). Pero lo mejor es leerlos y encontrar pequeñas joyas, que las hay.Con esta intención se han inventado ya el Blog Action Day 2007. El 15 de octubre, todo el que se apunte a la iniciativa tendrá que hacer un comentario en su blog sobre el medio ambiente y la conservación del planeta. En la página oficial hay todo tipo de recursos para quien esté falto de ideas, y ya se han apuntado casi 3.500 blogs con una audiencia potencial de más de 3.200.000 lectores.O sea, que los blogs sirven para mucho. Se pueden utilizar con fines personales o profesionales. Solidarios o egoístas. Pero siempre hay que utilizarlos. No dejes que sus bog domine tu vida y, si no lo tienes, pon en marcha uno. Es fácil. Y ya me cuentas.


Enseña tu pueblo mediante un blog

16, agosto, 2007

En FAQOFF, he leído sobre una iniciativa de la Junta de Extremadura de animar a los ciudadanos a que den a conocer sus pueblos con la creación de un blog. El aprendizaje se realiza en los Nuevos Centros del Conocimiento (también llamados Centros de Alfabetización Tecnológica) cuyo número asciende nada más y nada menos que a 46 distribuídos por toda la geografía extremeña.

Este proyecto en concreto se llama Diseña tu ruta y para conocer más podéis ver la noticia original o subir ver los blogs creados y participiar en la página correspondiente.

Mediante los mencionados 46 nuevos centros del conocimiento (NCC), los usuarios de la comunidad autónoma están participando durante los meses de julio y agosto en el programa ‘Diseña tu ruta’, enmarcado en el proyecto ‘Navegando por Extremadura’, y que consiste en la creación de ‘blogs’ donde los vecinos pueden dar a conocer sus localidades al mundo a través de internet.

El contenido de cada ‘blog’ se constituye como una pequeña guía en la que se muestran elementos que los mismos vecinos consideren relevantes en sus localidades, como por ejemplo sus monumentos, gastronomía, ferias y fiestas, contar sus experiencias, entre otros asuntos. Esto es, “el patrimonio tangible e intangible que hacen de cada pueblo su identidad”.

Algunos de los blogs creados están verdaderamente bien combinando galerías de fotos, vídeos y buenos textos. La verdad es que los proyectos que se están llevando a cabo en esta comunidad en el ámbito de la alfabetización informática son envidiables.

Podéis daros un paseo por la web del Plan de Alfabetización Tecnológica y Software Libre de Extremadura para empezar a pensar en la emigración.

Me parece una iniciativa extraordinaria y digna de ser imitada, así que a ver si salen otras iniciativas por otras comunidades autónomas.


Recordando…

13, agosto, 2007

EN DIGIZEN Mario Núñez comenta que los blogs son como la vida misma: nacen, crecen, se desarrollan y algún día desaparecen. En ocasiones queda el legado de entradas si el blog está hospedado en un servicio gratuito y en otras llegamos a una página que nos deja saber que el blog ya no existe.

Luego añade que debería existir un directorio de bloguers “desaparecidos” y que en el mismo se pudiera obtener información sobre los autores y dejar nuestros saludos y agradecimientos.

A mi me hace bien recordar a estos bloguers desaparecidos y visitar sus blogs. Particularmente, leo los comentarios más recientes que dejan los visitantes tratando de mantener con vida el blog. Y pienso como dice el refrán: “mientras tenga vida, hay esperanza”. A veces me encuentro con una entrada publicada después de varios meses de inactividad lo que indica que todavía el blog tiene vida.

Hoy recuerdo a cuatro blogs que seguí por bastante tiempo pero que en estos momentos están en una etapa de inactividad o tal podríamos decir, que están en coma:

  • Accesibilidad Web: Un blog con ideas muy originales en torno a la accesibilidad en la web
  • El blog de Ñblog: Lo único que necesitaba para conocer las nuevas herramientas de la web 2.0
  • El blog de Borealca: Un blog con una magia especial y con una blogfesora que compartía magistralmente lo que aprendía.
  • Juglar: Un blog con una profunda sencillez, sin pretensiones, pero compartiendo siempre lo mejor de la web 2.0

Para ellos mi respeto y mejores deseos de una vida próspera y llena de felicidad.


Mi jefe tiene un blog

9, agosto, 2007

Según leo en EL PAÍS, el fenómeno de los blogs hace tiempo que ha llegado a la empresa como medio de comunicación entre empleados o para informar a los clientes, pero una de las vertientes más curiosas de este nuevo medio de comunicación es cuando el autor es el consejero delegado o el presidente. El diario económico Cinco Días dedica un reportaje a los blogs de los jefes, una tendencia que en España empieza a calar entre los directivos más ligados a las tecnologías.

En estos diarios no sólo comentan cuestiones empresariales, si no que también hablan de su vida privada y de sus preocupaciones. Los expertos aseguran que estos blogs aportan transparencia a las compañías, crean marca y hacen que los empleados se sientan más cercanos a jefes. Jesus Encinar, fundador de Idealista; Martin Varsavsky , fundador de Fon, Julio Alonso , fundador de Weblog; son algunos de los ejecutivos que usan esta herramienta.

Lo curioso es que quienes se han lanzado a tener un blog propio son directivos de empresa tecnológicas, nuevas y muy relacionadas con Internet.

Se echa de menos a ejecutivos de las grandes marcas del sector como sucede en EE UU donde primeros ejecutivos como Jonathan Schartz, presidente de Sun Microsystems, comenta todas las novedades de la compañía.

Sería todo un notición si quien se animase a relatar sus día a día fuese un ejecutivo de compañías tradicionales. Las empresas españolas aún no han llegado a ese grado de transparencia, que poco a poco empieza a calar en las empresas más innovadoras.

Con ejecutivos o no, los blogs siguen ganando adeptos y se van profesionalizando más y más. Tanto que esta semana en Estados Unidos se ha lanzado la idea de crear un sindicato propio .


Los problemas legales de los comentarios en blogs

30, julio, 2007

blogger.jpgMacarena Rodríguez comenta en EL PAÍS que muchos internautas desconocen sus derechos y deberes en la red y esto comienza a provocar conflictos, especialmente entre el derecho a la información y a libertad de expresión y el derecho al honor, a la intimidad y a la imagen.

Por ejemplo, Julio Alonso ha sido denunciado por la SGAE por titular un artículo de su blog SGAE=Ladrones. Además, en la denuncia se hace hincapié en que promociona un google bombing contra ella y en que no se han moderado los comentarios de los internautas que entraban en el blog.

Otro ejemplo es el de Abraham Fernández que tiene que retirar, por requerimiento judicial, los post que dañen la imagen y el honor de una entidad que no ha querido desvelar. Por lo visto, el problema está en los comentarios que permitió y que no ha moderado.

Para sacarnos de dudas, han preguntado a Rafael Bustos, profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Salamanca y nos ha confirmado que Julio Alonso lo tiene muy crudo ya que “no puede demostrar que la SGAE sean unos ladrones” y que los blogs tienen un alcance universal. Cualquiera puede leerlos por tanto, es como si aquellos que tienen un blog fueran periodistas. La diferencia es el grado de verificación de la noticia. A los blogueros, al no ser profesionales de la información no se les exige el mismo nivel de comprobación de la veracidad de la noticia pero este no desaparece. Por otro lado, los blogs tienen el agravante de la “publicidad”.

Cuando escribimos en un blog o un espacio personal abierto al público en general, ¿somos conscientes de nuestros derechos y de los derechos de terceros? No lo creo.

Muchos mensajes en blogs han aparecido citando las mismas palabras que Julio Alonso sin ser conscientes del riesgo a ser denunciados y perder la apuesta. Los blogueros tienen derecho a informar y a expresarse libremente pero sin dañar el honor, la intimidad ni la imagen de nadie. Antes de crear un blog, se tienen que conocer sus derechos pero también sus límites y responsabilidades.

Y que san Onofre nos pille “confesaos”.