Explota la batería de un móvil y provoca la muerte de un joven

4, julio, 2007

Eso es lo que comenta EL MUNDO, que un joven chino de 22 años murió tras explotar la batería de su teléfono móvil de marca Motorola que llevaba en el bolsillo de su chaqueta, informó la agencia oficial Xinhua.El accidente, el primero de esta naturaleza que se registra en el país asiático, ocurrió el pasado 19 de junio, cuando Xiao Jinpeng trabajaba como soldador en una planta de procesado de mineral de hierro en el distrito de Jinta (provincia noroccidental de Gansu).El joven llevaba el aparato en el bolsillo de su chaqueta, cerca del pecho, y la explosión causó la fractura de sus costillas, que perforaron su corazón, por lo que los médicos no pudieron hacer nada por salvar a la víctima.

Las primeras investigaciones muestran que la batería del teléfono explotó tras haber sido expuesta a altas temperaturas, aunque no se descartan problemas específicos del modelo como causa del accidente.

Muchos usuarios de móvil chinos, que conocen los accesorios falsos o de baja calidad que circulan en el mercado, han pedido una respuesta inmediata a Motorola —que tiene una gran factoría en Tianjin (norte de China)— y a las autoridades responsables sobre si la explosión fue resultado de defectos de la batería o el uso inadecuado del móvil.

La planta en la que trabajaba Xiao ha indemnizado a su madre con 17.763 dólares (unos 13.000 euros) y un grupo de representantes de Motorola llegarán a la zona para ayudar en las investigaciones. La explosión de baterías de teléfonos móviles es poco frecuente, según Yang Boning, director del departamento de relaciones públicas de Motorola en China, quien añadió que la compañía se ha tomado el accidente “muy en serio” y respetará los resultados de la investigación.


El iPhone ya está en la calle

30, junio, 2007

He leído en EL PAÍS, que tras una larga expectación, ya se ha puesto a la venta en EE UU el moderno terminal de Apple, el esperado iPhone. La venta ha comenzado a las 6 de la tarde (una de la madrugada hora peninsular española), por lo que los habitantes de la zona este del país han sido los primeros en conseguir el ansiado aparato.

La compañía ha creado unas expectativas muy altas, algo que según el presidente de Endpoint Technologies, Roger L. Kay, va a dificultar a Apple cumplir las promesas. Por su parte, el analista de Jupiter Media Michael Gartenberg cree que “Apple va a cumplir las expectativas de los usuarios”.

Sea como fuere, Apple ha elegido el momento adecuado para poner a la venta su iPhone: un viernes a las seis de la tarde, un momento muy flojo informativamente hablando.

Los primeros en conseguirlo

Numerosas personas estaban tan impacientes que han esperado largas colas para ser los primeros en obtener el nuevo producto de Apple.

Kristian Gundersen, procedente de Noruega, ha viajado hasta Nueva York exclusivamente para comprar el iPhone en la tienda de Apple situada en la Quinta Avenida. “Es un sueño hecho realidad. Es el mejor día de mi vida“, ha asegurado tras tenerlo en sus manos.

Otros intentan hacer negocio y hacerse con un dinero extra. Es el ejemplo de Grant Johnson, que ha comprado tres móviles después de estar haciendo cola durante 25 horas: “Me quedaré uno y venderé los otros dos. Intentaré sacar $1,200 por ellos“.

foto

John Samson, salta al entrar a la tienda Apple en Soho, Nueva York para comprar el nuevo Apple iPhone (foto: Elpais.com)

El objeto más deseado

El nombre del nuevo teléfono de Apple es la cuarta palabra más buscada en Internet según Technorati, y parece imposible pasar por cualquier medio online sin encontrar referencias al lanzamiento de este dispositivo en EE UU.

El móvil de Apple, que combina las funcionalidades habituales en un teléfono, con las de un reproductor de música, vídeo y acceso a Internet, da a elegir a sus usuarios entre tres planes diferentes que oscilan entre los 60 y los 100 dólares al mes de precio base, sin impuestos y sin extras de ningún tipo.

El iPhone cuesta entre 499 y 599 dólares (de 370 a 444 euros), pero el precio no desanimó a un puñado de fans que hicieron fila para comprar el aparato en Nueva York. Un pequeño grupo de entusiastas clientes han hecho cola durante tres días fuera de la tienda de Apple en la tradicional Quinta Avenida. Pero algunos potenciales interesados han dicho que esperarán a que Apple lance nuevas versiones del aparato para comprarlo, con la esperanza de que los precios bajen y tengan una conexión de red más rápida.

Me gusta todo lo de Apple y esto es algo que va a quedar registrado en los libros de historia de los teléfonos móviles“, afirma Jessica Rodríguez, que se instaló el martes en el cuarto lugar de la fila de Nueva York, pese a la amenaza del sofocante calor que se espera para los próximos días. Planea cambiarse al operador telefónico exclusivo de iPhone, AT&T, sólo para usar el nuevo dispositivo y le regalará su teléfono actual de Sprint Nextel a su madre. David Clayman, recién graduado en la universidad y que comenzará un trabajo como consultor tecnológico en julio, era el tercero de la fila. Clayman espera adquirir varios iPhone, uno de ellos como regalo para su padre por su cumpleaños 50 y otro para subastarlo y recaudar dinero para una institución benéfica.

Uno por persona

AT&T ya ha anunciado que limitará la venta de sus teléfonos a un máximo por persona, pero Apple aún no ha confirmado si seguirá la misma política. Las acciones de esta compañía californiana subieron un 30 por ciento desde que se desveló el iPhone en enero de este año ya que los inversores esperan que este dispositivo desbanque los beneficios del producto estrella de Apple, el iPod.

A pesar de la expectación, algunos medios de comunicación estadounidenses han empezado a señalar los inconvenientes de este nuevo teléfono, tales como su limitada memoria, su lento acceso a internet y la inexperiencia de Apple en el mundo del teléfono móvil. Ante las dudas, muchos de los potenciales consumidores del iPhone dicen que esperarán a las siguientes versiones del mismo para comprarlo, posiblemente a un precio menor y con las funciones mejoradas.


El día D de la ‘iPhonemanía’

29, junio, 2007

El lanzamiento del teléfono de Apple en EE UU acapara las miradas de los medios tecnológicos de medio mundo, eso es lo que dice EL PAÍS, y también el resto de los medios especializados en tecnología.

No es difícil imaginar cual es el tema del que hoy hablan los blogs, el acontecimiento sobre el que informan sin descanso los medios especializados, el aparato sobre cuyo futuro el que especulan los analistas.

Internet ha sido tomada por la iPhonemania, una fiebre que ha llevado a las puertas de la tiendas en las que se venderá desde esta tarde a futuros compradores y expertos del entretenimiento, a periodistas, especuladores y curiosos.

El lanzamiento del teléfono más esperado de la historia se cubre en directo desde sitios como Gizmodo, que cuenta con la cámara subjetiva de Justin TV para narrar las aventuras de quienes han decidido hacer cola en San Francisco para conseguir uno de los deseados teléfonos.

No tendrán que tomarse la molestia quienes lleven más de un año trabajando para Apple, pues según ThinkSecret la compañía tiene previsto regalarles un terminal. Steve Jobs se ha dirigido a sus empleados en las horas previas al magno acontencimiento del lanzamiento para decirles que el iPhone cambiara el sector y que el resto de negocios de la compañía van de miedo.

Al calor del iPhone, surgen quienes quieren sacar partido de su éxito, y ya se han producido por ejemplo decenas de registros de dominios de Internet relacionados con el teléfono de Apple.

Actualización:


Recicla tu móvil

19, junio, 2007

móvilDarío Pescador Albiach ha escrito en CONSUMER, que España está a la cabeza de Europa en el uso de la telefonía móvil, con más de 42 millones de teléfonos en activo. El usuario español cambia de móvil cada 18 meses de media, bien porque el modelo anterior está deteriorado, porque lo ha perdido, por aprovechar una oferta o simplemente para impresionar a sus amigos con un nuevo juguete. Esto quiere decir que cada año hay 20 millones de teléfonos móviles que van a para a un cajón o, en el peor de los casos, en el cubo de la basura.

Pero debemos tener en cuenta que un teléfono móvil contiene componentes tóxicos peligrosos que no deberían acabar en un vertedero, sino en una planta de reciclado

En su interior hay plásticos que tardan miles de años en degradarse, y metales tóxicos como el arsénico, antimonio, berilio, cadmio, cobre, plomo, níquel y zinc, que se acumulan en los organismos vivos y pueden provocar cáncer y enfermedades neurológicas. El peligro más inmediato de los móviles no es la radiación, sino la polución. El reciclado debería ser una obligación de todos.

Cuando se abandona un móvil en la basura lo más probable es que termine en un vertedero, donde lentamente empezará a degradarse por la acción del agua, el sol y los cambios de temperatura. También puede llegar a una incineradora. En cualquiera de los casos liberará al ambiente metales pesados y otros componentes tóxicos, que terminarán en la cadena alimentaria.

Campañas de reciclado

Las campañas de reciclado no son nuevas. La de la fundación Tragamóvil comenzó el año 2001 con la intención de recuperar los teléfonos móviles obsoletos para su reutilización o reciclado, impulsada por ASIMELEC, la asociación sectorial de la electrónica y las comunicaciones (la misma que se opone al canon digital).

El proyecto está cofinanciado por la Comisión Europea, y además participan las administraciones públicas, el Ministerio de Medio Ambiente, los fabricantes, operadores y empresas de reciclado. Desde que empezó, ha conseguido reciclar 700 toneladas de residuos en forma de teléfonos.

Un 80% de los teléfonos recogidos funcionan correctamente, y se envían a proyectos en países del tercer mundo. El resto se llevan a una planta de reciclado donde se separan todas sus piezas para aprovechar hasta el 92% del teléfono en la construcción de nuevos equipos.

Un autobús de Tragamóvil recorrerá todas las comunidades autónomas hasta septiembre, como punto de recogida e instrumento de promoción de la campaña. Pero además existen multitud de puntos de recogida que incluyen ayuntamientos, servicios técnicos, tiendas de operadores, puntos limpios y otras entidades. En total suman 600 contenedores en toda España.

No es la única iniciativa. Cruz Roja española, en colaboración con la Fundación Entreculturas, dispone desde 2002 del programa Dona tu móvil, que facilita gratuitamente bolsas franqueadas para depositar los móviles viejos en cualquier buzón de correos.

Los fondos que se obtienen de la reventa o el reciclado de los terminales se destinan a proyectos humanitarios y medioambientales. Además de las bolsas, existen contenedores en centros comerciales, oficinas bancarias, hoteles, universidades y otras empresas e instituciones.


El gasto por acceso a Internet en los hogares se disparó en 2006

18, junio, 2007

Ramón Muñoz en EL PAÍS, comenta que las familias se dejaron 1.490 millones el año pasado para conectarse a la Red, un 39% más

Internet es una necesidad para las familias españolas y, un creciente esfuerzo económico. En 2006, el gasto de los hogares en acceso a Internet (1.489 millones de euros) se disparó un 39%, muy por encima de la telefonía fija y móvil o la televisión de pago. Este incremento responde tanto al millón de hogares que se conectaron por primera vez a la Red como al aumento del consumo. Cada vez hay más hogares internautas y cada vez gastan más.

Internet es la estrella del gasto de las familias españolas en tecnologías de la información. Fue el capítulo del presupuesto que más creció en 2006, desplazando del liderazgo a la hasta ahora imbatible telefonía móvil.

El gasto mensual medio aumentó más de tres euros, alcanzando los 26,7 euros al mes (IVA incluido), un 15,5% más que hace un año. Actualmente hay 5,5 millones de hogares con conexión de banda ancha a Internet, el 35,6% del total.

Pero en cifras absolutas, la telefonía móvil se lleva la mayor parte. Las familias gastaron el pasado año 4.868 millones en hablar por el móvil, un 22% más que en 2005. Y por primera vez, la factura del móvil superó a la del fijo (4.480 millones de euros).

La movilidad a la hora de comunicarse es un valor tan apreciado que ni siquiera las mayores tarifas del teléfono celular (una llamada desde el móvil puede costar hasta cinco veces más cara que desde el fijo) desaniman a los usuarios para que usen su terminal móvil. En 2006, cada hogar gastó 35,8 euros al mes en móvil, un euro más que el año anterior y seis euros más que el consumo medio mensual en telefonía fija. No obstante, la bajada de las tarifas y las ofertas de las operadoras se notaron en el bolsillo de los ciudadanos: el consumo medio sólo aumentó un 2,9%.

La telefonía fija sigue de capa caída. El consumo medio cayó un 2,6% hasta los 29,7 euros, pero hay otro dato que pone aún más de manifiesto esa decadencia: el 70% de la factura es ya la cuota de abono mensual, mientras que el coste de las llamadas telefónicas sólo representa el 30% restante.

El mercado de la televisión de pago apenas experimentó variación el año pasado. El gasto medio por hogar y mes se situó a finales del año en 32,8 euros, un 1,5% menos que hace un año, mientras que el gasto total permaneció invariable en los 1.097 millones de euros.

El 61% del gasto en televisión de pago sigue correspondiendo a la tecnología vía satélite (Digital +), y el 30,5% a los operadores de cable. No obstante, el mayor crecimiento en este mercado se lo apunta la televisión de pago a través de Internet (Telefónica, Jazztel, Ya.com y Orange), que ya representa el 8,5% del gasto total, tres veces más que hace un año.

En cuanto a equipamiento, la telefonía móvil es la tecnología más imprescindible. Está presente en el 84,4% de los 15,5 millones de hogares que hay en España. Le sigue la telefonía fija (82,8% del total), Internet (35,6%) y la televisión de pago (19,9%).

El consumo en telefonía móvil representa el 42,6% del gasto total en servicios de tecnologías de la información y de la comunicación, ocho puntos por encima del gasto realizado en telefonía fija. Pero Internet ya representa el 13,9% y supera ampliamente a la televisión de pago, que supone el 9,2% del gasto total en servicios de tecnologías de la información.

En conjunto, las familias españolas se gastaron en 2006 en esos cuatro servicios 11.448 millones de euros, un 6% que el año anterior. No obstante, el consumo medio mensual ascendió a 125 euros, prácticamente la misma cantidad que hace un año.


¿No hay otro sitio mejor para esconderlos?

26, febrero, 2007

No es ninguna broma es un suceso real, una mujer de 26 años fue detenida cuando intentaba visitar a su novio en una prisión brasileña llevando dos móviles escondidos en la vagina para que él intentase venderlos.

Pero durante la revista previa a la visita, los funcionarios de la prisión descubrieron que llevaba consigo dos equipamientos —un Nokia 1100 y un Sony Ericsson aún sin especificar— dentro de una bolsa de plástico introducida en la vagina. No se especifica cómo lo descubrieron.

Como solamente los presos tienen prohibidos tener móvil, la mujer recibió únicamente una amonestación, y la imposibilidad de visitar a su novio.

En fin… ver para creer.


Cuatro de cada diez jóvenes son adictos al móvil

26, febrero, 2007

La adicción al teléfono móvil es tan grave como el alcoholismo y puede causar ansiedad y depresión, según advierte un estudio de la Universidad de Granada (UGR), que asegura que cuatro de cada diez jóvenes entre 18 y 25 años son adictos al celular.

Este trabajo, elaborado por el Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la UGR, indica que el 40% de los jóvenes reconoce que usa el móvil más de cuatro horas al día, ya sea hablando o enviando mensajes SMS.

Algunos de los síntomas de la adicción a los móviles son el descuido de obligaciones o actividades importantes, la interrupción de relaciones con el círculo familiar y de amigos más próximo, el no reconocimiento de esta patología y el pensar continuamente en el teléfono cuando no se dispone de él.

Francisca López Torrecillas, profesora del departamento que ha elaborado el estudio, señala que la adicción al móvil es fruto de los cambios sociales y tecnológicos registrados en la última década.

Según López Torrecillas, la principal diferencia con respecto a otro tipo de adicciones es que no causa efectos físicos aparentes, sino sólo psicológicos, lo que hace que pase inadvertida.

Visto en:  CONSUMER


Conectar el móvil al ordenador

22, febrero, 2007

imagenYa son más de 46 millones los móviles que hay en España, más de un teléfono por habitante. Y no sólo sirven para hablar: hacen fotos, envían mensajes, ven vídeos y mucho más, como conectarse y sincronizar todo con el ordenador.ARCHIVOS. Los teléfonos móviles actuales (los de gama media y alta), los teléfonos inteligentes (smartphone) y las agendas electrónicas (PDA) se caracterizan por llevar muchas otras funciones además de poder hablar. Las las más típicas son: agenda de teléfonos y direcciones, calendario, mensajería SMS y/o MMS, juegos, fotografías, vídeos, música, Internet, correo electrónico… hasta documentos ofimáticos. Todos estos archivos se pueden gestionar desde el propio aparato telefónico, pero es más sencillo y cómodo poder hacerlo desde el ordenador personal, utilizando un teclado y una pantalla grandes y, luego, sincronizar los cambios en ambos aparatos a la vez teniéndolos conectados entre sí.

Leer el resto de esta entrada »


El 40% de los móviles españoles se pierde por la noche

15, febrero, 2007

Según cuentan en BAQUÍA, los españoles nos quedamos sin el móvil con demaseada frecuencia. ¿Consecuencia del ocio nocturno o de la pericia de los ladrones? Lo cierto es que cuatro de cada diez usuarios españoles de móviles dejan de ser dueños de sus terminales por la noche.

Son datos que se desprende de un estudio elaborado por la empresa Protección y Servicios de Asistencia (CPP) sobre las circunstancias más comunes en las que perdemos nuestros teléfonos, a través de una encuesta a sus 5.000 clientes en toda España.

Los lugares más proclives a la pérdida o sustracción del móvil son los relacionados con el ocio, donde hay gran confluencia de gente. La vía pública, con un 46%, está a la cabeza de los lugares con más siniestralidad; dentro de la calle se incluyen coches, cajeros, parques o mercadillos.

Pero los puntos de pérdida varían con los cambios en las costumbres de ocio según la época del año: en verano se pierden en las terrazas y mercadillos ambulantes, mientras que en invierno suben las incidencias en transportes (22%) y centros de ocio (20%).

Los hombres tienen más móviles, pero también los pierden más: las diferencias entre ellos y ellas en relación a 2005 han aumentado. Ya sea por despistes o por excesos de confianza, el 68% de los varones pierde sus móviles, frente al 37% de las mujeres.

Madrid fue en 2006 la ciudad española con más robos y pérdidas. La capital destaca, junto con Barcelona, sobre el resto de localidades, y juntas representan casi la mitad del total nacional de estos siniestros.

En Navidad se suele cambiar de móvil, pero también se pierde más. Tanto en verano como en época navideña, los anuncios de las operadoras y fabricantes de telefonía, se disparan al mismo tiempo que los siniestros por pérdida o robo de los terminales -54% del total anual-. Diciembre es el mes más conflictivo, y abril el más tranquilo.

El día de la semana más propicio para perder el móvil es el sábado (19% de los casos), mientras que los lunes y martes son los días más tranquilos. El fin de semana representó en 2006 hasta un 53,42% del total de la semana.

La hora es un claro indicativo de las costumbres y aclara el por qué de las concentraciones de siniestros en determinadas franjas. Las tardes, de 16:00 a 20:00 horas (en las que la gente suele hacer las compras o irse a casa tras el trabajo), suponen como promedio el 26% de los siniestros.

Resumiendo, los españoles perdemos de vista el móvil con demasiada frecuencia, y de los despistes pueden surgir los posteriores robos. Hasta un 69% de las experiencias recogidas podría comenzar con un “no sé dónde lo he puesto”, frente a un 31% de casos que suelen ser robos.


Los españoles gastaron en Nochevieja 15 millones de euros en mensajes SMS

9, enero, 2007

smsCuentan los de ABC.es, que los españoles gastaron en Nochevieja 15 millones de euros en mensajes SMS, mientras que las compañías de telecomunicación se frotaban las manos.

Negocio redondo, y encima todos contentos: los españoles se gastaron alrededor de 15 millones de euros en desearles a sus amigos y seres queridos un feliz y próspero año 2007 a través de los mensajes enviados por sus teléfonos móviles.

Son datos de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), que asegura que, entre las siete de la tarde del día 31 de diciembre de 2006 y las dos de la madrugada del 1 de enero de 2007, los españoles enviaron más de cien millones de SMS (concretamente 100,7 millones de mensajes).

Siete horas de oro

En apenas siete horas, por tanto, las compañías de telefonía que operan en nuestro país ingresaron alrededor de 15 millones de euros, lo que equivale a casi 2.500 millones de las antigüas pesetas. La cifra, apenas algo superior a la registrada el pasado año durante las mismas fechas, muestra hasta qué punto esta forma de comunicación ha calado entre los ciudadanos de nuestro país.

El negocio español de los contenidos para móvil y el basado en los mensajes de texto es, en efecto, muy superior al de otras naciones de la Comunidad Europea. Los servicios y contenidos de pago a través de mensajes cortos de telefonía móvil contaron, durante el pasado año, con 4,5 millones de clientes en nuestro país y su facturación creció un 60% en 2005, llegando ese incremento a superar el 800% en el sector de las alertas. Según datos facilitados por las distintas asociaciones de empresas de servicios móviles, el número de SMS que se envían al año en España se cuenta ya por decenas de miles de millones. Nada mal para un negocio que apenas cuenta con cuatro años de existencia.

Cálculo de la operación

Para saber cómo se puede calcular este gasto, basta con leer lo dicho a Servimedia por el portavoz de la CECU, Antonio López: «Tomando como media 0,15 céntimos de euro por cada mensaje de móvil, se deduce que las operadoras de telefonía móvil ganaron, al menos, 15 millones de euros en siete horas gracias a este nuevo fenómeno de consumo», pues, como ya se ha dicho previamente, la CECU está convencida de que se enviaron al menos cien millones de mensajes en el periodo de tiempo indicado.

Dentro de este contexto, López subraya que se trata de un negocio legítimo de las compañías de telefonía móvil, pues facilitan y abaratan las felicitaciones navideñas, ya que antes «había que llamar por teléfono o mandar una felicitación navideña».

Por su parte, las operadoras reconocen que se trata de «un negocio muy rentable», si bien precisan que ellas no se han ocupado de propiciarlo. A su juicio, «es el espíritu navideño y el deseo de comunicarse con la familia y amigos lo que ha puesto en marcha este lucrativo fenómeno».


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 162 seguidores